Desde hace tiempo  nos rondaba la idea de ofrecer un listado de los títulos   “Extrabuc” (literatura, cómic, divulgación) más apreciados por nuestros lectores.

Así que,  aprovechando que  se acercan las navidades, aquí tenéis una selección de  los libros más préstados,  de los clásicos imprescindibles, los más sorprendentes y de  las últimas adquisiciones, basada en las preferencias de los  lectores y las sugerencias del  personal de la Biblioteca.

 

  La colección “literatura histórica” aúna calidad literaria y el rigor en la reconstrucción histórica.  Novela histórica sobre todo,  teatro, poesía y obras filosóficas

  

    La colección “ literatura económica y jurídica” ofrece intriga y suspense,  pero también nos sitúa en dos de los laberintos que configuran nuestra sociedad: la ley y la economía.

 

  

    La colección “novelas del mar” reúne algunos de los títulos en los que el mar es un personaje, un paisaje, un territorio común, un argumento.

  

   La colección “viajes y caminos” sirve para abrir rutas efectivas a los turistas y viajeros, pero también para seguir los itinerarios de la imaginación, a través de la creación literaria.            

  

   La “comicteca”  contiene cómics de calidad reconocida, contemporáneos, dirigidos a un público adulto, con temas variados y apasionantes. 

  •  Título más préstado: Maus de  Art Spiegelman, Akira de Otomo Katsuhiro, Persépolis de Marjane Satrapi,  Watchmen de Alan Moore, Adolf de Osamu Tezuka.
  •  Un clásico imprescindible : Contrato con Dios de Will Eisner.                       
  •  Un título original, que sorprende al lector: Calvin y Hobbes de Bill Watterson, Bone de  Jeef Smith.
  •  Lo último: El arte de volar de Antonio Altarriba.

  

   La colección “ciencia ficción” combina  clásicos con últimos éxitos de ventas de dos géneros:   ciencia ficción y novelas con ciencia

 

  

La colección “ medicina y literatura”  se centra en obras en las que la descripción de las conductas humanas y la enfermedad son temas frecuentes de sus argumentos 

  

 La colección “tierra- ficción” tiene como tema principal nuestro planeta: cultura y entretenimiento para descubrir la Tierra al alcance de todos

 

DarwinPor todos es sabido que 2009 es el “Año Darwin”, como se ha dado en denominar. El 12 de febrero tuvo lugar el 200 aniversario de su nacimiento y el próximo 24 de noviembre se cumple el 150 aniversario de la publicación de su obra más conocida: El origen de las especies.Beagle

Es por eso que la pretensión de esta entrada no es recordar la figura de Darwin, ni siquiera su obra, ya que para eso hay ya multitud de estudios, conferencias, artículos de revista, exposiciones e, incluso, cómics.  Queremos hacer algo diferente, que es  intentar “viajar con Darwin”, recorriendo los lugares en los que caló con el Beagle (1831-1836) y ofreceros las guías de viaje y otros complementos bibliográficos que podéis encontrar en la BUC. Partiremos de Plymouth, de igual manera que hizo Darwin el 27 de diciembre de 1831, y regresaremos a Falmouth (2 de octubre de 1836). Para ello, nos ayudaremos del siguiente mapa, extraído de http://darwin-online.org.uk/.

  Mapa Darwin

Diario de Viaje

Tenerife*6 de enero de 1831: llegan a Tenerife, pero no les dejan desembarcar por temor a que lleven el cólera. A la mañana siguiente vimos salir el sol tras el escarpado perfil de la isla de Gran Canaria e iluminar súbitamente el pico de Tenerife…

 *16 de enero: Porto Praya, Santiago, archipiélago de Cabo Verde. Llueve muy rara vez; pero durante una parte del año llueve a torrentes, e inmediatamente después todas las quebradas se cubren de una ligera vegetación…

*29 de febrero: Bahía o San Salvador (Brasil). La elegancia de las diversas clases de hierbas, la novedad de las plantas parásitas, la belleza de las flores, el verde lustroso del follaje y, sobre todo, la general exuberancia de la vegetación, me llenaron de admiración

*4 de abril: Río de Janeiro. Durante el resto de mi permanencia en Río residí en una casa de campo en la Bahía de Botofogo. Imposible desear nada más delicioso que pasar así algunas semanas en un país tan espléndido

  

©Berra, Tim M. Darwin: la historia de un hombre extraordinario

  

 

*5 de julio: partida hacia el Estuario de la Plata. La segunda noche asistimos a un magnífico espectáculo de pirotecnia natural: las puntas del palo mayor y de las vergas se iluminaron con los fuegos de San Telmo…

*26 de julio de 1831: el Beagle ancla en Montevideo y permanece durante dos años empleado en la hidrografía de las costas meridionales y orientales extremas de América.

 *20 de septiembre de 1832: Llegamos a Buenos Aires a eso del mediodía. Las afueras de la ciudad se presentaban un aspecto lindísimo, merced a los setos de pita y bosques de olivos, albérchigos y sauces, todos empezando a echar follaje nuevo

*6 de diciembre: El Beagle zarpó del Plata para no volver a entrar en su cenagosa corriente. Dirigimos el rumbo a Puerto Deseado, en la costa de la PatagoniaArgentina

*17 de noviembre de 1833: Tras haber acabado con Patagonia y las islas Falckland, describiré nuestra primera llegada a Tierra de Fuego. (…) Al entrar fuimos saludados en una forma extraña, propia de los habitantes de este salvaje país. Un grupo de fueguinos, ocultos en parte por el enmarañado  bosque, se había encaramado a un pico que salía sobre el mar, y mientras pasábamos saltaron a la parte más alta, y agitando sus andrajosos mantos lanzaron un fuerte y sonoro clamoreo

 

©Berra, Tim M. Darwin: la historia de un hombre extraordinario

  

*1 de junio de 1834: Hemos anclado en la hermosa bahía de Puerto del HambreChile

*23 de julio: El Beagle alcanzó bien avanzada la noche la bahía de Valparaíso, el puerto principal de Chile (…); la atmósfera estaba tan seca, el cPerúielo tan puro y azul, el sol tan brillante, que toda la Naturaleza se nos presenta radiante de vida

*19 de julio de 1835: Anclamos en la bahía del Callao, que es el puerto de Lima, capital del Perú (…) Las montañas, vistas en series se alzaban unas sobre otras por entre los claros de las nubes, formaban un espectáculo de sublime grandiosidadEcuador

*15 de septiembre: Este archipiélago [las Galápagos] se compone de 10 islas principales. De las cuales cinco son mayores que las restantes. Se hayan situadas bajo Ecuador y distantes de la costa de América entre 500 y 600 millas al Oeste

*20 de octubre: Terminada la expedición del archipiélago de los Galápagos (sic) zarpamos con rumbo a Tahití, y emprendimos nuestra larga navegación de 3200 millas. Al cabo de unos cuantos días salimos de la sombría y nebulosa región oceánica que durante el invierno se extiende a gran distancia de la costa de Sudamérica

*15 de noviembre: Al amanecer se presentó a la vista Tahití, isla que por siempre debe permanecer clásica para cuantos viajen por el mar del Sur

*Día de Navidad: Dentro de cuatro días se cumplirán cuatro años de nuestra ausencia de Inglaterra. Las primeras Navidades las pasamos en Plymouth; las segundas en el abra de San Martín, cerca del Cabo de Hornos; las terceras en Puerto Deseado, en Patagonia; las cuartas, anclados en puerto inhabitado de la península de Tres Montes; las quintas, aquí [se refiere a Nueva Zelanda]; y las siguientes, confío en la Providencia que ha de ser en Inglaterra.

*30 de diciembre: Después del mediodía salimos de la bahía de as Islas con rumbo a Sidney. Si no me engaño, todos nos alegramos de dejar NuevaAustralia Zelanda. No es un lugar agradable. Los indígenas carecen de la encantadora sencillez que distingue a los de Tahití, y la mayor parte de los ingleses son verdadero deshecho de la sociedad

*12 de enero de 1936: …Al fin anclamos dentro del abra de Sydney, que encontramos ocupada por muchos navíos de gran tonelaje y rodeada de almacenes. Por las tardes di un paseo por la ciudad, y volví asombrado de todo lo que había visto. Es uno de los testimonios más magníficos de poder de la nación británica. (…) Las calles son regulares, anchas, limpias y conservadas en buen orden; las casas, de buenas dimensiones, y los comercios, abundantemente surtidos

 * 1 de abril: Llegamos a vista de las islas Keeling, o isla de los Cocos, situada en el océano Índico y distante de la costa de Sumatra unas 600 millas. Es una e las islas-lagunas ( o atolls) de formación coralina…

*29 de abril: Por la mañana doblamos la extremidad norte de Mauricio o isla de Francia. Desde este punto de vista el aspecto de la isla satisfacía plenamente las esperanzas que las muchas y conocidas descripciones de sus bellos paisajes me habían hecho concebir

*9 de mayo: Zarpamos de Port Louis y, después de tocar en el Cabo de Buena Esperanza, el 8 de julio llegamos frente a Santa Elena

Inglaterra*El día 19 de julio llegamos a Ascensión. Todos los que hayan contemplado una isla volcánica situada bajo un clima árido, podrán figurarse desde luego el aspecto de Ascensión. (…) Al dejar Ascensión, zarpamos para Bahía, en la costa de Brasil, a fin de completar la medición cronométrica del mundo. (…) El último día de agosto anclamos por segunda vez en Porto Praya, en el archipiélago de Cabo Verde; desde aquí salimos para las Azores, donde nos detuvimos seis días. El 2 de octubre zarpamos para las costas de Inglaterra, y en Falmouth dejé el Beagle, después de haber vivido a bordo de este excelente barquito cerca de cinco años

 

Al llegar al fin de nuestro viaje, pláceme echar una mirada retrospectiva a las ventajas y desventajas, a las penalidades y satisfacciones que hemos experimentado en al circunnavegación del mundo. Si alguien me pidiera parecer antes de embarcarse para hacer un largo viaje, mi respuesta dependería de la afición que esa persona tuviera por el cultivo de una rama de conocimientos susceptibles de ser ampliados por ese medio. A no dudarlo, el espíritu goza contemplando los diversos países del globo y las varias razas de la humanidad; pero los placeres disfrutados no compensan las contrariedades. Se necesita estar alentado por la esperanza de cosechar en algún tiempo, por más remoto que sea, cuando haya llegado la época de madurez, algún fruto de positivo valor

*Todos los textos proceden de Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo de Charles Darwin.

 

Para saber más sobre Darwin

*http://darwin-online.org.uk/

*http://www.darwin2009.csic.es/

*Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo / Charles R. Darwin ; prólogo de Jaume Josa Llorca.– Madrid : Espasa, [2003]

*Darwin : la historia de un hombre extraordinario / Tim M. Berra ; traducción de Antón Corriente Basús.– Barcelona : Tusquets, 2009.

*Charles Darwin : viajes : una biografía / Janet Browne ; traducción de Julio Hermoso.– València : Universitat de València, [2009]

*Los setenta grandes viajes de la historia / Robin Hanbury-Tenison.– Barcelona : Blume, 2007.

*“Dossier Darwin”, Geo nº 266, p. 53-95, nº 267, p. 26-47 y nº 268, p. 100-121.

*“Darwin´s first clues”, en National Geographic, febrero 2009, p. 34-55.

*“Modern Darwins”, en National Geographic, febrero 2009, p. 56-73

* Fonollosa, J. El viaje de Darwin. Barcelona: Planeta de Agostini Comics, 2009

 

Os recordamos que en la División de Caminos de la Biblioteca se localiza la ExtraBUC dedicada  a la literatura de viajes, en la que podéis encontrar más de 500 guías de viaje de todo el mundo.  

 

 

 

Ahora que finaliza el verano y sólo podemos viajar con la imaginación- por otra parte, la mejor forma de hacerlo -, proponemos una serie de lecturas que nos hablan de “otros viajes”, de la curiosidad del hombre por ir más allá de lo conocido.

EN BUSCA DE OTROS MUNDOS

Viajes interestelares, viajes a la luna, al centro de la tierra o al fondo del mar  que nos proponen autores como Julio VerneArthur C. Clarke o Kim Stanley Robinson.

   de-la-tierra-a-la-luna.jpg     2001-una-odisea-espacial.jpg    marte-rojo.jpg 

 Más libros de viajes en busca de otros mundos:  

2061 : odisea tres, de Arthur C. Clarke.  3001 : odisea final, de Arthur C. Clarke

Viajes extraordinarios, de Julio Verne.  Guía del autoestopista galáctico, de D. Adams

 

A TRAVÉS DEL TIEMPO

No hay diferencia entre el Tiempo y cualesquiera de las tres dimensiones del Espacio, salvo que nuestra conciencia se mueve a lo largo de ellas. El Viajero de Wells y Ned Henry, el personaje de la obra de Willis, deambulan a través del tiempo buscando respuestas.

la-maquina-del-tiempo.jpg    La máquina del tiempo, de H.G. Wells

por-no-mencionar-al-perro.jpg    Por no mencionar al perro, de Connie Willis

 

¿Y SI ES LA TIERRA LA QUE VIAJA?

La Península Ibérica se desgaja del continente europeo y se convierte en una isla flotante, una gran masa de piedra rumbo al sur. Este es el planteamiento narrativo de José Saramago en La balsa de piedra, un viaje pleno de simbolismo en el que subyace una alegoría del reencuentro.

la-balsa-de-piedra.jpg

 

 

 

 

 

Antes de descubrir la longitud los barcos solían desviarse tanto de su rumbo que los marineros morían de inanición o de escorbuto antes de haber alcanzado ningún puerto

 

longitud.jpg

 

  1. En Longitud, Dava Sobel narra la historia del científico y relojero escocés John Harrison, un genio solitario cuyos logros fueron rechazados por la élite científica de su tiempo, pero que consiguió reolver un problema aparentemente imposible: descubrir un método que permitiera a los marineros determinar la longitud exacta de su posición en el mar.

 

 

la-isla-del-dia-de-antes.jpgUmberto Eco, en La isla del día de antes narra las aventuras de un tal Roberto de la Grive, joven piamontés, que a mediados del siglo XVII intenta resolver el misterio por el cual pujan las nuevas potencias de la época, el secreto del punto fijo, el misterio de las longitudes, “y así acaece lo que acaeció hace casi un siglo (s XVI) a ese español, Mendaña, que descubrió las Islas Salomón, tierras bendecidas por el cielo con los frutos del suelo y el oro del subsuelo… Mendaña no consiguió volver a encontrar aquella tierra”, fijó la latitud pero impropiamente la longitud.

 

la-medida-de-todas-las-cosas.jpgKen Alder, en La medida de todas las cosas narra la historia de dos intrépidos astrónomos que en medio del caos de la Revolución francesa salieron de París en direcciones opuestas con la misión de medir la Tierra. Los resultados de la expedición servirían para determinar la medida del metro como la diezmillonéisma parte de la distancia entre el Polo y el Ecuador. Uno de los astrónomos, Pierre-François-André Mecháin se confundió y, preso del pánico, lo ocultó. Cuando la longitud del metro ya se había hecho pública, su compañero Jean-Baptiste-Joseph Delambre descubrió la verdad y se enfrentó a la difícil situación de decirlo o no.

 

la-medicion-del-mundo.jpgDaniel Kehlmann, en La medición del mundo narra la historia de dos genios, Alexander von Humboldt, viajero y aventurero incansable, y Carl Friedrich Gauss, destacado astrónomo y “príncipe de las matemáticas”, dos jóvenes que a mediados del siglo XVIII tratan de medir el mundo.