¿Qué ha hecho este hombre de Illinois, me pregunto, al cerrar las páginas de su libro, para que episodios de la conquista de otros planetas me llenen de terror y de soledad?

                                     (Jorge Luis Borges, Prólogo de Crónicas Marcianas)

 

El pasado 5 de junio murió Ray Bradbury. Reconocido escritor de ciencia ficción, su obra se caracterizó por tener un caracter social y  moralista del porvenir. Sus historias, siempre cargadas de romanticismo,  provocan en el lector cierto desasosiego al presentar al hombre capaz de alcanzar las estrellas, y, a la vez, capaz de la destrucción más absoluta.

 

Ray Bradbury no solo es conocido por sus obras de ciencia ficción sino por su relación con el  cine y la TV.  Trabajó como argumentista y guionista en numerosas películas y series de televisión, entre las que cabe destacar su colaboración con John Huston en la adaptación de Moby Dick, la película homónima que éste dirigió en 1956.  También hizo algún cameo en algunas películas como en “Ricas y Famosas” de George Cukor en la escena en la que en una fiesta de escritores participaba el propio Barbury como invitado.Y por sus numerosas contribuciones   tiene una estrella en Paseo de la Fama de Hollywood.

 

En España Bradbury ha tenido un gran reconocimiento. En la mítica serie de los años 60 Historias para no dormir, Ibañez Serrador adaptó varios de sus relatos  como La alarma, La bodega o El zorro y el bosque. En el año 2006 recibió  el curioso premio literario al mejor escritor extranjero del Reino de Redonda  (Premio fundado y financiado por el escritor Javier Marías) Este premio conlleva una pequeña dotación literaria y un ducado literario.   Su título fue el de Duke of Diente de León, en alusión a su novela Dandelion Wine que en España se tradujo como El vino del estío.

 

Como anécdota podemos señalar que se dice que es descendiente de Mary Bradbury una de las célebres brujas de Salem. (Dato recogido en Las 100 mejores novelas de ciencia ficción del siglo XX)

Os recomendamos a continuación los libros de Bradbury que tenemos en la BUC:

 

Fahrenheit 451 ofrece la historia de un sombrío futuro.  Montag , el protagonista,  pertenece a una brigada de bomberos cuyo trabajo consiste  en quemar libros, porque leer está prohibido en este país de fición. Los libros hacen pensar y son causa de discordia y sufrimiento. Su misión es encontrar disidentes que aún conservan y leen libros.  El título se refiere a la temperatura a la que el papel arde. Años más tarde el propio Bradbury diría que ya “no es necesario quemar los libros para destruir la cultura, sino que basta con dirigir a la gente para que no los lea”

 

 

Crónicas marcianas esta colección de relatos reúne la crónica de la colonización de Marte por parte de la humanidad que abandona la Tierra en sucesivas oleadas de cohetes plateados y sueña con reproducir en el Planeta rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero los colonos también traen en su equipaje las enfermedades que diezmarán a los marcianos y mostrarán muy poco respeto por una cultura planetaria, misteriosa y fascinante, que ellos intentarán proteger ante la rapacidad de los terrícolas.  De estos relatos se hizo una famosa serie de televisión protagonizada por Rock Hudson.

 

Ahora y siempre  incluye dos novelas cortas en las que se respira toda el mundo  de Bradbury . En la primera de ellas, En algún lugar toca una banda…,  Un periodista portador de una noticia terrible salta de un tren en marcha en un pueblecito que esconde secretos maravillosos e imposibles…  En Leviatán 99,  la tripulación de una nave estelar sigue a su capitán, ciego y loco, en su búsqueda por el espacio profundo para enfrentarse al destino, la eternidad e incluso a Dios… Como se señala en el libro Ahora y siempre  es la  obra de un artista incomparable cuyas historias han dado forma al paisaje literario americano y que demuestran su sorprendente talento y la incontenible vitalidad de la mente, el espíritu y el corazón de este destacado narrador americano.

 

Green Town  contiene también dos novela cortas de Bradbury. En El vino del estío, el protagonista vive un verano muy especial descubriendo la vida, los placeres del verano y el vino del estío…pero también su verano estará lleno de máquinas extraordinarias y magia prodigiosa. El verano del adiós, en la misma ciudad y con el mismo protagonista narra la guerra entre las fuerzas organizadas del respetable y despótico Quatermain y el protagonista Douglas Spaulding y sus imberbes compañeros.

 

 

Elaborado con la colaboración de Reyes Figueroa (alumna Máster de Patrimoino Histórico y Territorial de la UC)

Anuncios

El naturalista británico Edward O. Wilson, considerado el padre del término biodiversidad, pedía ya en los años 80 que se hiciera un esfuerzo para estudiar los millones de especies que aún permanecen en la oscuridad. Decía que ya estaban muy bien catalogados los mamíferos, las aves, los árboles pero que eran las pequeñas formas de vida, como los humildes nematodos, los ciempiés y las bacterias, las que seguían siendo un misterio. Del  mundo de la biodiversidad que nos rodea, pero que no siempre podemos percibir a simple vista,  tratan algunos libros que os recomendamos en esta entrada.

 

 

Los Cazadores de microbios,   de Paul de Kruif es un ameno, interesante y entretenido libro sobre los microbios, una historia que comienza, en palabras de su autor:  “hace unos doscientos  cincuenta años, un hombre oscuro, llamado Laeeuwnhoek, curioseó por vez primera en el seno de un mundo nuevo y misterioso, poblado por millares de especies diferentes de seres diminutos: algunos de ellos, feroces y capaces de ocasionar la muerte; otros, beneficiosos y útiles, y, en su mayoría, más importantes para la humanidad que cualquier continente o archipiélago.”

 

 

 

Microscopio de Leeuwenhoek

( 7 x 2 cm.)

 

 

 

 

Para Kruif, la caza de microbios ha sido siempre un asunto absurdo e incoherente. El primero que los vio fue un vendedor holandés sin la preparación adecuada (Leeuwenhoek); un químico francés (Pasteur) los puso sobre el tapete e hizo que la gente sintiera por ellos el temor debido; más tarde, un médico rural alemán (Koch) convirtió su caza en algo que ya se aproximaba a una ciencia. Una historia llena de estupideces sorprendentes, magníficas intuiciones y locas paradojas.

 

Para comprobar la veracidad de las visiones de Leeuwenhoek,  la siempre escéptica  Royal Society of Sciences comisionó a Robert Hooke. Este gran cientifico era además un estupendo  artista… un hombre curioso que en el siglo XVII realizó unos dibujos minuciosos y espectaculares de la anatomía de los bichos y las plantas que veía a través de su microscopio y los publicó en el  libro  Micrographia: or Some Physiological Descriptions of Minute Bodies made by Magnifying Glasses  y que está disponible en Internet : (http://archive.nlm.nih.gov/proj/ttp/flash/hooke/hooke.html)

 

portada del libro de Hooke

dibujo del ojo de una mosca según Hooke lo veía en el microscopio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si nuestros ojos pudieran percibir las innumerables partículas que se mueven a nuestro alrededor quedaríamos  profundamente sorprendidos: en la atmósfera terrestre se desplazan cada año más de tres millones de toneladas de polvo que incluye hongos, bacterias, virus y agentes químicos. Isaac Schifter, en el libro La huella invisible   nos explica los peligros cotidianos a los que estamos expuestos a causa de estos polvos pero también la importancia que tienen estas partículas invisibles ya que a ellas  debemos el azul del cielo y de los océanos, los olores y los perfumes.

 
 
 
 

anatomía de un cyborg

En el número de mayo (2011) la  revista Investigación y Ciencia  publica un artículo titulado “Escarabajos Cyborg” en el que se informa de los últimos intentos de la ciencia de construir máquinas voladoras con circuitos electrónicos miniaturizados. Pero como estos insectos consumen una gran cantidad de energía, la solución por ahora sería emplear insectos reales provistos de implantes electrónicos que permitan dirigir su vuelo por control remoto. El ejército está muy interesado en desarrollar robots en miniatura. Serían de utilidad en conflictos bélicos o en la búsqueda de supervivientes tras una catástrofe.

 
 

 La novela de  ciencia ficción también se ha ocupado de los seres pequeños, de la existencia de un mundo que aunque nuestros ojos no puedan observarlo existe y está lleno de vida y de aventuras.  En  El  increíble hombre menguante , su protagonista, Scott Carey, un ciudadano normal y corriente, se percata un buen día de que  su estatura disminuye  de modo progresivo. Tiene que aprender a sobrevivir en un mundo de proporciones gigantescas y peligros inimaginables. Impulsado por un afán de supervivencia, se prepara para ingresar en dimensiones desconocidas… Esta novela se llevó al cine en una película ya considerada un clásico de la ciencia ficción.

 

El prolífico Asimov también imaginó un mundo con seres de diminutas dimensiones. En Viaje alucinante  un eminente sabio, víctima de un intento de asesinato, yace en estado comatoso a causa de un coágulo cerebral. En su mente lleva un secreto de extraordinaria importancia para la supervivencia del mundo libre. Una operación significaría su muerte. Entonces, un grupo de sabios resuelve miniaturizar a un equipo de médicos y técnicos, con todos sus aparatos, e inyectarlo en el sistema circulatorio del enfermo…Como en el caso anterior es más conocida la versión cinematográfica que la propia novela.

 

En la continuación de la anterior novela,  Viaje Alucinante II,  el célebre científico ruso Shapirov, que celebró el ultrasecreto proyecto de miniaturización soviético, yace en coma profundo. Los componentes de la misión norteamericana, junto con un equipo de científicos soviéticos, deben ser miniaturizados hasta un tamaño molecular y viajar en un submarino hacia el agonizante cerebro de Shapirov, a fin de rescatar los secretos allí guardados.

Fernando Martínez en la Introducción a La Ciencia Ficción Española (Robel, 2009) señala dos grandes falacias sobre la ciencia  ficción: que se trata de un género menor y que, por su carácter anglosajón, los españoles no estamos dotados para el mismo. Respecto a la primera grandes escritores como Bradbury o Clark demostraron que en este género se puede encontrar  “la más alta calidad literaria”. Sobre la segunda, afirma F Martínez, que España cuenta con un buen plantel de obras y de autores.  Además se puede hablar de una tendencia hoy sólidamente establecida en la ciencia-ficción española: el uso deliberado de personajes españoles o de cultura hispana, evitando el cliché de los héroes anglosajones.

 

 Para aquellos interesados en el tema os recomendamos la guía  Introducción a la ciencia ficción española . Por nuestra parte aquí va una pequeña muestra de obras de autores españoles que podéis encontrar en  nuestra colección:

 

 

Domingo Santos, autor de  El día del dragón está considerado como un  impulsor de la ciencia ficción en España y ha realizado una labor impagable en el mundo de la  edición de este género. En 2004 publicó  La soledad de la máquina    novela en la que Santos describe la evolución de una mente mecánica frente a uno de los principales problemas del ser humano: el aislamiento y la soledad.

 

 En la tradición de las obras en las que la humanidad es exterminada por una catástrofe natural o llegada del espacio exterior, el argumento de Mecanoescrito de segundo origen de Manuel de Pedrolo  es un buen ejemplo.  Alba  una niña de 14 años se tira  a una alberca para salvar a un vecino que ha sido arrojado por otros niños tras una paliza…mientras está entrando el cielo se cubre de aparatos voladores en forma de platillo. Cuando ambos salen del agua, todo el mundo ha muerto. Comienza así su aventura: intentar ocultarse de los violentos invasores y huir hacia una zona segura donde vivir en un futuro. La novela es una bellísima historia de amor,  también un relato de horror y desasosiego pero lleno de lirismo y esperanza.

 

Una actitud existencialista que cuestiona sobre la muerte, la libertad, la soledad, se proyecta en Cruma. También de Pedrolo,  es una obra de teatro, género apenas  utilizado en la ciencia-ficción. Publicada en el año  del lanzamiento del primer Sputnik por los soviéticos y con el periodo más intenso de la carrera espacial Cruma nos habla de la incomunicación con otros seres, de su desconocimiento.

  

  En El círculo de Jericó  Mallorquí crea  siete cortos con unas sólidas bases científicas   tocando los temas típicos de la ciencia-ficción: apocalipsis y catástrofes, inteligencia artificial, otros mundos y otras realidades…Cuentos con una  eficaz y atractiva estructura , de tramas muy variadas y  con  gran sentido del humor .

Uno de los temas recurrentes en el género de ciencia ha sido la especulación sobre la posible existencia de extraterrestres  y nuestras expectativas y  relaciones con ellos.

  

 

  

  

La gran saga de los Aznar, de George H. White  fue la gran serie de la ciencia ficción  española del siglo XX. La saga comienza con Los hombres de Venus cuando la Astral Information Office decide enviar a su equipo al Himalaya para investigar un turbio asunto en el que aparecen implicados extraterrestres. El equipo descubre que, efectivamente, el Himalaya es una base secreta extraterrestre. Se trata de hombres grises, los thorbod, que proceden de Venus y se preparan en silencio para una futura invasión de nuestro planeta.  La saga  se publicó a lo largo de varios años con tanto  gran éxito que  se cortó tras editarse   53 libros.

  

Lágrimas de luz, de Rafael Marín  es  una especie de cantar de gesta medieval  pero con elementos  del space opera: la Tierra necesita buscar nuevos mundos y descubrir otros sistemas  y para ello los mundos alienígenas son arrasados y explotados en nombre de la civilización humana. Las grandes hazañas bélicas  son cantadas por  poetas que van en las naves y los poemas épicos hablan de gestas bélicas  deformadas, muy bellas, muy heroicas…pero muy alejadas de la realidad.

 

 

La protagonista de  Su cara frente a mí , de Luis Ángel Cofiño  es una heroína del s. XXII: no solo ha participado en la misión espacial que descubrió  la existencia de un planeta similar a la Tierra sino que un personaje habitual en las revistas del corazón: tiene fama, dinero, prestigio, incluso un ordenador cuántico en su sala de estar… Esta novela toca muchos de los clásicos del género: el viaje espacial, la vida alienígena, la ingeniería genética, La inteligencia artificial…etc.

  

 La invasión ha comenzado, de Pablo Álvarez Almagro es una breve, divertida, irreverente  y trepidante historia sobre un grupo de cuatro “elegidos” que tienen la misión de salvar la humanidad del yugo alienígena al que está sometida. Y para ello tendrás la ayuda de personajes muy especiales: John Lennon, Confucio, el Barón Rojo..etc. 

Otros autores españoles ajenos al género se han acercando a la ciencia ficción  creando obras bien reconocidas y apreciadas  por la crítica.

 

  Es el caso de Eduardo Mendoza, ya recomendado  otras veces en este blog,  quien ha hecho incursiones en la ciencia-ficción con dos novelas: Sin noticias de Gurb  y El último viaje de Horacio Dos. El humor de Mendoza es chispeante, un poco absurdo a veces y completamente alejado de los tópicos habituales del género.

 

 

 

 

José María Merino es un  autor de reconocido prestigio de la narrativa  española contemporánea. Sus  obras de ciencia ficción  están muy reconocidas por la crítica literaria, hecho no muy habitual en  España. En la Novela de Andrés Choz  su protagonista decide, en el breve plazo que le queda de vida, escribir la fabulosa historia de un extraterrestre náufrago en la Tierra. Las puertas de lo posible presenta un futuro  en el que el ser humano tendrá colonias en Marte, en Venus… las máquinas se habrán  desarrollado extraordinariamente, habrá nuevas profesiones pero seguirá  creciendo la exaltación de los fundamentalismos y segurá existiendo el fútbol y buscadores de antigüedades tales como los libros.

 

 En su  nueva novela,  Lagrimas en la lluvia Rosa Montero  sitúa la acción en 2109, en un mundo en el que aumenta el número de muertes de replicantes que enloquecen de repente. La detective Bruna Husky es contratada para descubrir qué hay detrás de esta ola de locura colectiva en un entorno social cada vez más inestable. Mientras, una mano anónima transforma el archivo central de documentación de la Tierra para modificar la Historia de la humanidad.

 Lo terrible es que por muy tremenda que sea la Ciencia Ficción la realidad la supera con creces, como dice Forges:  pero no te olvides de Haití (ni de Libia, ni de Japón).

Inglaterra. Año 2054, Navidad. Los viajes en el tiempo ya son posibles. Kravin, una audaz estudiante de historia, se lanza a la aventura y visita la Inglaterra de 1320 para analizar la época previa a la Peste Negra  pero algo falla…  Este es el punto de partida de El día del juicio final, la novela más premiada de Connie Willis. En esta novela se mantienen tres elementos que ya son impronta de en la escritora: su predilección por los viajes en el tiempo, su habilidad para reconstruir situaciones humanas en el pasado de forma verosímil y su inmejorable narrativa capaz de conseguir que el lector devore sus páginas (J.M. Pallares, Las 100 mejores novelas de la CF del siglo XX)                                                                                                               

foto de Kyle Cassidy tomada de http://www.sftv.org/cw/

  

Connie Willis (Constance Elaine Trimmer Willis, Estados Unidos , 1945) es considerada una de las escritoras mas importantes de la ciencia ficción actual,  gran éxito de ventas y de crítica. Premida entre otros con 10 Hugo, 6 Nebula y 3 Locus, que vienen a ser los “Goyas”  del género. En sus novelas y relatos   hay   sátira social, reflexión política , religión y  Ciencia tratados  con fino humor  y  maestría. De ella se ha escrito que es una estupenda escritora y de sus novelas y relatos que son inolvidables.

En Oveja Mansa , su otra novela  citada en la guía Las 100 mejores Novelas de CF del s. XX,  Connie Willis  hace una satira de la correción política  y al mismo tiempo dibuja un fiel retrato de la profesión científica y de los problemas cotidianos del investigador. Gente extravagante, cruzadas antitabaco, dialogos de besugos, lucha de las fuerzas del caos contra las del orden y un enloquecido final. En fin, una divertida novela (J.M. Santiago, Las 100 mejores….)
 
             

 

Para nuestros lectores su novela favorita (la más prestada)  es Por no mencionar al perro, una divertida visión de la Inglaterra de 1888, en una maravillosa comedia de enredo en torno a la frenética búsqueda de un objeto tal vez inútil pero del todo imprescindible.

Entre otros títulos podemos destacar también :  Transito (premio Locus 2002) una novela sobres las experiencias cercanas a la muerte ; Infiltrado, en la que un escéptico profesional y un actriz de cine además de enamorarse intentan desenmascarar a una medium.  Y por útimo dos libros de relatos: Lo mejor de Connie Willis I y El espiritu de la Navidad y otras historias navideñas.

Feliz año 2011 y buenas lecturas